No soy lo que esperabas pero sí lo que necesitas

Ni 60-90-60,
ni “te quiero hoy, ya veremos mañana”,
soy un “unos números no me definen, ven y atrévete a quererme porque yo ya lo hago”.

Ni lágrimas frente al espejo,
ni insultos en silencio,
soy esa sonrisa coqueta cuando me visto de princesa, esas piernas de escándalo que acaban en tacón alto.

Ni mentiras que duelen,
ni promesas que no se cumplen
soy esa ropa tirada al lado de tu cama testigo de lo mucho que nos deseamos, esos gemidos que inundan el silencio.

Ni reproches a altas horas de la noche,
ni tristeza escondida en sonrisas,
soy esa despedida que te deja con ganas de más, de otro beso, otro abrazo incluso de otra noche más para disfrutar.

No soy todo lo típico que ves por la calle, soy eso que sorprende, que llama y atrae, esa historia que todos creen comprender pero pocos llegan a entender.

Ya ves amor, que no soy lo que esperabas pero sí lo que necesitas.


Muchísimas gracias a El diván de Fran por permitirme ser parte de algo tan precioso cómo es esto. Te dije que podías contar conmigo siempre que lo necesitases y aún lo mantengo en pie.
También agradecer a esas personas que gasten su tiempo en leer esto, que tanto significa para mí, por hacerme creer que puede que sí valga para esto.
Espero que os haya gustado y os haya hecho sentir. Mientras tanto estoy para vosotros en: mi vida entre líneas.

Un beso y mil gracias de nuevo.