La persona más valiente del mundo (#DíaMundialcontraelCáncer)

Hoy es el día mundial contra aquello que un día nos dijeron que sufrías y que terminó venciéndote. Contra aquello que nos separó.

Te echo tanto de menos…

La hora de comer nos recuerda cada día tu ausencia con el hueco vacío que dejaste en la mesa. Tu alegría, esa que contagiabas con sólo reírte, no ha vuelto a ser la misma por casa. En cada reunión familiar todos pensamos lo que hubiera sido si todavía estuvieses. Y yo, aunque siempre te lo conté todo, vivo continuamente con la sensación de que no te dije suficientes veces que te quería o lo importante que siempre fuiste para mí. Lo importante que, a día de hoy, sigues siendo.

Recuerdo cuando llegó la noticia y, mientras para nosotros fue como un jarro de agua fría, tú nos dijiste sonriendo y confiado que saldrías adelante. Yo me lo creí, al igual que todos. Te sentimos invencible. Y luchaste, joder sí luchaste. Hasta el último día. Nunca te vi rendirte ni percibí en ti una actitud derrotista o negativa. Como si realmente tuvieras la certeza de que lo ibas a conseguir. Por eso, poco a poco, mientras a todos les invadía la idea de que íbamos perdiendo la guerra ―porque como tú nos enseñaste, los problemas de uno son de todos― yo creía que saldrías adelante, observando la tranquilidad y el optimismo que no dejabas de mostrarnos.

Con el tiempo, llegó ese maldito día en el que las prisas se apoderaron de nosotros para ir al hospital. Ese en el que una parte de mí se fue contigo y que, cuando lo recuerdo, provoca que las lágrimas se agolpen deseando salir desconsoladamente, fruto de la impotencia que sentí y que, aún hoy, siento. La misma que sentimos todos los que te queríamos y te vimos luchar.

Tú ya no estás ―en teoría― porque con lo que te recordamos y echamos de menos, siempre estás. Y hasta que todos nosotros nos vayamos contigo, seguirás aquí. Dándonos fuerza para nuestras vidas con el recuerdo de todo lo que luchaste para seguir viviendo la tuya.

Hoy más que nunca te recuerdo y, por eso, podría ser un día triste, pero, por el contrario, veo al mundo entero unido contra aquello que nos separó y no puedo sentirme más orgulloso de ti y de la lección que nos diste luchando contra ella: «Lo último es rendirse».

Te quiero tanto como te echo de menos.


Imagen de Cherry Laithang, tomada de Unsplash.com


Si te ha gustado esta entrada, mi novela: “Perdona, ¿tienes fuego?” te va a encantar. Te puedo adelantar que el prólogo es de Defreds, y también que he escrito la novela que me gustaría leer. Su género es una mezcla de romántico, erótico, reflexivo, motivacional, dramático y crítica social. Está compuesta por cincuenta y seis capítulos cortos en los que voy a remover todas las vivencias de tu vida, tus mejores y peores recuerdos, y, en ellos, te voy a hacer que reflexiones sobre cada decisión que has tomado hasta ahora. Puedes leer más sobre ella pinchando aquí.


También escribo textos cortos y reflexiones en mis redes sociales. Sígueme en:

2 comentarios en “La persona más valiente del mundo (#DíaMundialcontraelCáncer)”

¿Qué te ha parecido? Me muero de ganas por saber tu opinión :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.